Momix, una experiencia celestial.

5 Nov

Por Cristina Flores Cateriano

Hace tanto esperábamos una producción de tal calibre. Y de Momix podemos decir mucho: que es sutil, armonioso, placentero, alucinante, excitante…

La belleza de esta producción dejó a más de mil asistentes con la boca abierta. Entre el público se escuchaban expresiones como “¡wow!”, “¡Dios!” o “no puede ser”. Y es que esta puesta estadounidense dirigida por Moses Pendleton es una bendición para todo aquel que invierta su dinero en los 90 minutos más mágicos de sus vidas.

Desde el inicio, una pareja de intérpretes nos atraparon con sus calculados y sutiles movimientos al punto de que la forma en que se mimetizaban atrapaban a cada uno de los asistentes. Este tipo de danza ilusionista parecía celestial: como si el paraíso se hubiese asentado en el Teatro Municipal y un grupo de ángeles se desplazaran a paciencia y vista de todos. El juego de luces, los cuerpos esculpidos, la musicalización, los silencios, la calma que transmitían cada uno de los artistas  y la disciplina que mantenían. Todo eso generaba una poderosa fuente de energía.

Esta puesta no solo representa disciplina, belleza y cultura. Hay algo que se debe rescatar con mayor hincapié: la constancia. Fue conmovedor caer en la cuenta de que a través de esta presentación uno piensa que el ser humano puede ser todo, absolutamente todo lo que ame.

La elasticidad de los bailarines era tal que uno podría pensar que la gravedad es nula para ellos. Su capacidad para estirarse, confundirse entre las telas, muñecos y demás artilugios era genuinamente impresionante.

Todo parecía tan fácil. Volar sobre un aro, bailar sobre grandes esferas de aire, mantener la línea perfecta de las coreografías. Traté de buscar un maldito error y no lo encontré.  Por momentos me provocaba llorar de emoción por este espectáculo tan íntimo y sincero. Sin duda que a más de uno le dolieron las manos de tanto aplaudir. Sí, las ovaciones se sintieron.

Es importante valorar el esfuerzo de la Municipalidad de Lima por su iniciativa con el Festival de Artes Escénicas de Lima – FAEL 2012, en donde podemos encontrar la unión de producciones peruanas, argentinas, colombianas, uruguayas, brasileras, estadounidenses y demás. Entre las que destaco “Escrito por una gallina”, “Los hijos se han dormido, “Villa + discurso” y “Los Santos Inocentes”. Una oportunidad única y totalmente recomendable.

Me gustaría cerrar este texto con la siguiente pregunta: ¿hace cuántos años que en Lima no se fomentaban las artes escénicas con una actividad como esta?

Les hago una petición. Consuman teatro, consuman cultura, consuman arte, no se van a arrepentir. Desintoxiquemos nuestras mentes. Insisto, la experiencia es celestial.

Pueden ver la programación de FAEL 2012 en este link:

http://www.facebook.com/TeatroMunicipalLima?v=app_423743461016362&app_data=gaReferrerOverride%3Dhttp%253A%252F%252Fa.pgtb.me%252Ffacebook%252Fapp%252F75274%252F

Les dejo un pedacito del final y un video de la propia compañia.


Vota por Teatro Lima

31 Jul

Hola Amigos, Teatro Lima está concursando en los 20 mejores Blogs Peruanos!! Ayúdanos votando y compartiendo esta iniciativa pues sabemos que amas el teatro tanto como nosotros.

Mil gracias.

Concurso Blogs Peruanos, Estamos buscando a los 20 mejores Blogs del Perú

Un Laboratorio de Drácula

1 Jul


Por Cristina Flores Cateriano

Quizás se pregunte porqué el título de esta nota es “Un laboratorio de Drácula”, pues bien, aunque últimamente he podido disfrutar de buenas obras en el Teatro de la Plaza Isil, no puedo permitir mentirle ni a usted, ni a mí misma, claro está. He sentido que Drácula es un laboratorio, una especie de ensayo que aún no ha tomado la forma que quizás Jorge Castro, director de la obra, quiso plantear en un inicio, con la esencia de lo melodramático y la belleza que representa este bestseller.

Investigando sobre críticas y comentarios noté que existen dos percepciones del montaje. Por un lado, muchos comentaban sobre la falta de espontaneidad de ciertos actores o el poco convencimiento que le producía el personaje del mismo Drácula – interpretado por Miguel Iza – un poco estático y parametrado, en mi humilde opinión. Y por otro lado, aparentemente existe gran aceptación del público, con sala llena como un común denominador.

De todas formas, debo recalcar que respeto mucho el trabajo de tan grandes actores como Roberto Moll, Pietro Sibille, Wendy Vasquez, entre otros.

Se entiende que la historia es de género melodramático pero por momentos sentí que era tan cándida y sórdida. Y que el apasionamiento se convertía en gritos salidos de la garganta mas no desde las entrañas. Eso realmente me causó un sinsabor, un poco de desilusión.

Un tema importante también, tal y como lo mencionó Jorge Castro en entrevista para Teatro Lima, es que había mucho que contar y la idea era cómo plantear esto de forma que no caiga en lo pesado y denso. Lamentablemente, en el primer acto la agilidad se perdía entre las abrumaciones de las dos protagonistas y los delirios de “Lucy”.

De todas formas, no puedo dejar de resaltar el trabajo de Pietro Sibille, con el personaje de un loco honesto y sarcástico, me imagino que su trabajo de investigación fue a detalle pues el mismo público soltaba ciertas risas con sus muecas o frases irónicas. Después que culminaba su acto pude observar ciertos descarados bostezos del público.

En fin, creo sinceramente que todos estos actores son admirados en nuestro país, sin embargo,  pude leer en el artículo del crítico de teatro Alonso Alegría, que comentaba lo siguiente: “El DRÁCULA que vi hace unos días no me movió un pelo”. Algo similar me sucedió  y realmente lo siento mucho, pues tenía GRAN expectativa.

Pienso que se ciñeron mucho a un modelo y evitaron romper esquemas  pues no encontré novedad, terror ni emotividad. Los textos tampoco me permitían volar o emocionarme, y me conozco, soy mucho más emotiva que racional, eso me sorprende.

Es la primera versión teatral de Drácula que he podido ver. No me considero una especialista, pero debo agradecer y tomar en cuenta que hace poco un comentarista del blog me mencionaba que no debemos ser necesariamente críticos que arruinen el trabajo de otros, sino ser honestos con nuestra opinión, quizás esto sirva de pauta ahora en adelante.

De todas maneras, dése el gusto de verla con la mente en blanco y saque sus propias conclusiones. !Total! El arte no es ciencia y cada uno percibe o se emociona dependiendo de la situación o el estado anímico en el que se encuentra.

IMPRO CALLEJERA

11 May

Esté último fin de semana se estrenó Sospechosos Impro, en convenio con el Auditorio Miraflores, presentando la Cuarta temporada de IMPRO CALLEJERA.

El montaje se presenta con una puesta en escena inspirada en la lucha libre.

Cada noche, cuatro parejas de improvisadores caracterizados como personajes ficticios se enfrentan en un ring de box en dos partidos.En el escenario, un árbitro y un comentarista conducen el espectáculo.

A partir de los estímulos del público y del árbitro (títulos, géneros, emociones…) los actores crean historia originales. En este espectáculo el público decide la victoria y la derrota de las parejas concursantes: si una historia no funciona, los asistentes arrojan zapatillas de tela al escenario, al estilo del teatro popular medieval.

Las historias más originales, divertidas y coherentes ganan el voto del público.

Una banda de música en vivo ambienta lasimprovisaciones y anima al público, convirtiéndolo en una mezcla de concierto de rock y espectáculo de humor.

Paramás información, pueden contactarse con:

SospechososImpro: ( nuriaft@hotmail.com ) / 993 407 902

Les dejamos un videito, que lo disfruten!

EL DATO

Días: Todos los sábados desde el 5 de mayo hasta el 30 de Junio

Hora: 10pm

Lugar: Teatro Auditorio deMiraflores (Av. Larco 1150)

Venta de entradas en la boletería del teatro desde las 9pm antes de la función.

Entrada General: S/.20.00

Entrada Estudiante:S/.15.00

Un misterio: El Monstruo de los Mares

30 Abr

Con gran expectativa, ayer 28 de Abril La Casa Tespis estrenó la obra teatral “El Monstruo de los Mares”, dirigida por Mirella Balsamo en el Museo de Arte de Lima.

Niños, adultos, abuelitos, todos nos moríamos de ganas por saber, ¿Quién es el monstruo de los mares? Bueno, nos seguiremos quedando con las ganas pues solo hemos podido disfrutar de la primera parte de esta maravillosa leyenda.

Una garza y una lagartija esperan el regreso de uno de sus mejores amigos: Paco. Ansiosos por la supuesta llegada preparan una fiesta de bienvenida. Sin embargo, les faltaba lo más importante y que nunca debe dejar de haber, el pastel. Es ahí donde aparece Sari o la sarihuella, irónicamente una muca de lo más noble.

Cada uno de estos singulares animalitos padece de alguna limitación que no les permite avanzar. Pero al enterarse del padecimiento de su mejor amigo Paco – quien fue herido por el monstruo de los mares – lograrán desatarse de todos sus miedos.

En el público, las niñas sufren porque la garza no puede volar y de manera contraria los niños ríen a carcajadas de las ocurrencias de ‘Tija’, la lagartija.

“Adiós tijaaaaaaaaaaaa” – se escucha una vocecita con menos de 5 años en una de las butacas.

Lo fabuloso del teatro para niños es la interacción de los actores con el público y la oportunidad que se le otorga a la gente para jugar e involucrarse directamente en esta mágica historia . Katya de los Heros, Andrea Fernández, Cesar Gólac, Alana La Madrid y Gonzalo Talavera interpretan a esta serie de personajes que nos hace pensar sobre los valores de la solidaridad, amistad y el amor al medio ambiente.

Quizás lo más importante que se debe rescatar de esta obra es el mensaje que nos da una sabia y hermosa Garza Blanca o la reina de los Humedales. “Piensen con el corazón para resolver el enigma”.

El Dato

Sábados y domingos del 28 de abril al 25 de agosto 4:00 p.m.

Lugar: Auditorio AFP Integra del Museo de Arte de Lima – MALI

(Paseo Colón 125, Parque de la Exposición, Lima.)

Entradas: general S/.20.- niños y estudiantes: S/.10.- Tu Entrada y la boletería del museo

Informes y promociones para grupos: 993741109 / lacasadetespis@gmail.com

Recomendación: a partir de 4 años

Desde Mar del Plata hacia la Casa Cultural Mocha Graña

28 Abr

La obra teatral “Tú no entiendes nada” del dramaturgo peruano Juan José Oviedo llega a Lima desde la Argentina. Esta puesta fue dirigida por Juan Carlos Ruiz (Argentino), en el Centro Cultural La Panadería y cuenta con las actuaciones del mismo autor, el director y la actriz, argentina también, Celeste Caprarulo.

“Tú no entiendes nada”, ha sido montada en tres países en simultáneo por diferentes compañías, en Perú, en España y en la Argentina. Y es esta última versión la que viene a deleitarnos con una temporada que no se pueden perder.

Un hombre de éxito capaz de motivar a cualquiera por conseguir sus objetivos cae postrado en una cama de hospital mental, esta circunstancia le resulta cómoda y se niega a salir. Un médico y una enfermera, un tanto más desquiciados que él, intentan sacarlo de esa postración motivándolo de manera insólita.

“Tú no entiendes nada” estuvo en la temporada de verano en El Galpón de las Artes, grupo de teatro marplatense que el año pasado visitó nuestra ciudad, así como también en la sala de El Cultivo, en el I Festival Internacional de Teatro que se realizó en la ciudad de Cañuelas, compartiendo el escenario con artistas de diferentes realidades y tendencias.

Luego de la temporada, la “Compañía Cientos Volando”, dictará un seminario teatral llamado “Creatividad y supervivencia” en el que se trabajará con los artistas inscritos, durante tres días: El espacio, el tiempo y  la energía.

La temporada de esta obra se dará en la Casa Cultural Mocha Graña (Saenz Peña 107 Barranco), los días 11, 12, 13, 18, 19 y 20 de Mayo a las 8:00 pm.  Y las entradas se encuentran en los puesto de Tuentrada.pe, Plaza Vea y Vivanda, y en la puerta del teatro.

Una Cocina Real

22 Abr

Por Cristina Flores Cateriano

Estoy sentada en la fila G de las butacas, justo al medio. ¡Qué bien, pienso! Perfecta ubicación. Pronto va a empezar la obra teatral ‘La Cocina’ del inglés Arnold Wesker, dirigida por una mujer que inspira cariño a primera vista, Gisela Cárdenas en el Centro Cultural Británico.

Solo han pasado dos minutos y me empiezo a reír a carcajadas. Esta diversidad de personajes, la química entre los 16 actores en escena me permite decir que ‘La Cocina’ puede ser un manicomio de lujo.

Baldomero Cáceres, Franklin Dávalos, Omar García, Alberick García, Leslie Guillén, Rocío Limo, Jimena Lindo, Grapa Paola, Wendy Pomar, Malena Romero, Claudia Rua, Sebastián Rubio, Stefano Salvini, Emanuel Soriano, Leonardo Torres Vilar y Christian Ysla han conformado un elenco dinámico, enérgico y con todas las ganas de mostrar una experiencia real que se vive en Lima y que quizás muchas veces es un misterio  detrás de aquellos restaurantes lujosos.

“Lomo Saltado, Papa a la Huancaína y Pescado al oporto…Qué originales” – replica con un tono sarcástico el actor Christian Isla.

Gritos, peleas, besos, fanfarronadas y aires de dioses son las imágenes que nos presenta esta singular obra teatral. El trajín del día, el cansancio y el calor de la cocina nos presenta una realidad que muchas veces es ignorada. En una época en la que se idealiza la comida peruana, es muy posible que este montaje nos permita reflexionar sobre este trabajo arduo que viven día a día nuestros cocineros limeños pues su única meta es terminar vivos la jornada entera.

Leonardo Torres y Jimena Lindo.

En el corazón de la historia se abre un amor ansioso entre Pedro – interpretado por Leonardo Torres Vilar – y Mónica, caracterizada por Jimena Lindo, una hermosa mujer que a veces juega el rol de anfitriona y de mesera. La agilidad de Jimena Lindo es realmente admirable: corre, salta, se sube a una mesa con unos tacos tamaño ocho y continua el mismo ritmo de inicio a fin.

Pedro es considerado el ‘cerdo’ del grupo, el más rudo de todos. Sin embargo, todo cerdo tiene un corazón, ¿no? Y ese corazón se desvive por Mónica, que a pesar de mostrarse fría y superflua, vive desdichada por esa doble vida que mantiene al estar casada con un hombre al que realmente no ama.

Lo más irónico de la obra se refleja en el personaje de Pedro, que muchas veces es temido. ¡Y es que el hombre se maneja un temperamento! Sin embargo, es el único capaz de brindarle un plato de comida decente a un mendigo y enfrentarse incluso hasta al gerente de su cocina. Vehemente Pedro, solo tú consigues cuestionar a todos los integrantes de La cocina sobre sus sueños, los más genuinos.

La cocina a veces es odiada al punto de querer desaparecerla y otras veces es el lugar que acoge amores prohibidos.

Cada personaje juega un rol importante, son piezas claves para que la obra sea lo que es: buenísima. Permítanme recalcar la espontaneidad de Alberick García interpretando a un cocinero provinciano y también al iracundo gerente del Restaurante Tivoli. Sus pulmones son de acero.

Con una organización marcada, coreografías alucinantes y diálogos simples pero profundos, ‘La cocina’ se convierte en un montaje que no deberíamos perdérnoslo. Eso sí no es apto para cucufatos, mojigatas, etc.

En entrevista con Gisela Cárdenas, esta sencilla y talentosa mujer nos comentó sobre la elaboración y el significado de su obra.

El Dato

Temporada: hasta el lunes 18 de junio.

Horario: De jueves a lunes a las 8pm.

Lugar: Teatro Británico (Jr. Bellavista 527, Miraflores).

Entradas: S/. 60 (general), S/. 40 (jubilados) y S/. 30 (estudiantes).

Lunes populares: S/. 45 (general), S/. 25 (jubilados) y S/. 20 (estudiantes).

Venta de entradas: En Teleticket y en la boletería del Teatro Británico.

Informes: 615-3636.